Archive for the Escritos Category

108

Posted in Escritos on 14/07/2010 by Emma //

Una de la tarde. Pleno prime time del mediodía. En casa, las noticias, mientras almorzábamos. “Los pobres y el frío” rezaba la pantalla. Ahí empezó un segmento de varios minutos, en el cual la periodista dialogaba con un matrimonio que vive bajo la autopista BsAs-La Plata, a escasos 150 metros de Puerto Madero. Obviamente la imágenes que mostraban eran de lo peorcito, con intenciones de hacer sentir mal al televidente. Bolsas de basura, cartones, chapas, y entre medio de todo eso, un bebé de año y ocho meses. Padre y madre relataban con sufrimiento como era eso de vivir en la calle, en la que están desde hace 6 años.

Entre sollozos y demás, él explicó sus ganas de trabajar, de hacer algo digno, para salir de esa situación en la que está inmerso. Acto seguido, ella contó qué hacía para mantener abrigado a Christopher, el único de los SIETE hijos que tienen viviendo ahí. El más grande de los pibes tiene 14, y junto al resto de sus hermanos vive en Adrogué con la abuela.

¿No les parece divina la historia?

Desconozco la edad del resto de su prole (Mauro dixit), pero si el más chico casi que llega a los 2 años, es porque lo tuvieron ya estando en la calle.

Eso es lo que no me cierra de esta gente que no tiene nada, lamentablemente. ¿No tenés la suficiente capacidad pensante para notar que estás en la miseria total? ¿Para qué mierda seguís trayendo crios al mundo? ¿No te bastaron los otros 6, a los que tampoco podés mantener?

Mágicamente aparecieron vecinos de la zona, que les acercaron comida y abrigo. Consultado por la notera, el benefactor pronució un discurso sobre la desigualdad social para justificar su acción. Para cerrar, una camioneta del Ministerio de no-se-que (Bienestar Social, creo) pasó por el lugar y se llevó a la familia a algún lugar donde pudieran pasar la noche resguardados del frío.

Dos cosas quiero remarcar con todo esto:

Lo bajo que caen los medios de comunicación masivos cuando tratan de hacerte sentir mal, apelando a tu bondad interna para que salgas a la calle y salves al marginado. La verdad, a mi no me comprás con nada. Esto pasa todos los años, y siempre te martillan la cabeza con lo mismo.

El desinterés que esta gente tiene para consigo mismo. No tenés nada de nada, ni para comer, y así las cosas te multiplicás como conejitos. No te quejes entonces, vos te lo buscaste.

Anuncios

Navidad

Posted in Escritos, Fechas, Personal on 25/12/2009 by Emma //

Es LA fecha del calendario litúrgico cristiano. Ellos celebran el nacimiento de Jes*s, que hoy tendría 2009 pirulos. Pero, ¿alguien puede decir fehacientemente que este tipo existió? Ehh, no. Los cristianos creen en algo que nunca vieron (léase este muchacho, el de arriba, o el ES).
Volviendo a la fecha que hoy los convoca, si recuerdan el nacimiento de alguien, ¿los regalos de dónde vienen? En caso de que viviera, todavía. Y en dicha situación, serían para él, no para todos…
Alguna vez, en una misa, escuché a un hombre leyendo un escrito de su autoría, en el cual hablaba del cumpleaños de Cr*sto. Decía que para esta fecha, las familias se juntaban en sus casas para cenar en cantidad, y pasadas las 12 se decían mutuamente ¡Feliz Navidad!, pero nunca cantaban el feliz cumpleaños acorde a ese día. Al fin y al cabo, era un cumpleaños sin cumpleañero. ¿Y quién ocupa este rol? Ese en que nosotros, los ateos, no creemos.
Es por eso que la Navidad, para mi, representa una época de consumo, en la cual la gente gasta en función de cumplir con los regalos que deberían hacerle a su Di*s, pero dándoselos a sus seres queridos (nosotros incluídos).
Iglesia, sepa que las grandes corporaciones fabricantes de juguetes están encantadas con su fecha cumbre, porque es la que más rédito económico les genera. Y esté ingreso de capital se traduce como un incremento del consumismo en aquella gente que, otrora, fuera gente de fe.

Books

Posted in Escritos on 09/12/2009 by Emma //

¡No seas cobarde, general! Nos hablas de virtud, de honor, de fidelidad y, cuando llega el momento de elegir entre tu destino y tu reputación, eliges la fuga ¿Así piensas gustarme? La segunda mirada que Hipatía dirigió a Amr fue inequívoca.
Es lo que pasó. Y de lo que me arrepentí.

Una tarde, por fin, la vi por la calle. El alivio que sentí al verla de nuevo fue tan grande que no pude evitar mirarla directamente durante varios segundos. Pensé tanto en ella, durante esos meses, imaginé tantas cosas, que al verla no supe que hacer. La observé todo el tiempo con ansiedad. Después desapareció entre la multitud, mientras yo vacilaba entre un miedo invencible y un angustioso deseo de llamarla.
Es lo que pasa. Pensemos que es recíproco.

Apoyada sobre la pared del fondo, la mujer del médico vio como su esposo levantaba la mano de la chica de gafas oscuras y se acostaba junto a ella. Vio como las dos bocas se buscaron y se encontraron, y después lo que tenía que pasar pasó: el placer de uno, de otro, de ambos, y los murmullos sofocados.
Es lo que ojalá no pase, así no fallo nuevamente en este intento de avanzar.

Aleph

Posted in Escritos on 09/10/2009 by Emma //

Entonces vi el Aleph.
Vi la Tierra desde la Luna, vi los paisajes de Nueva Zelanda, vi todos los bosques de araucarias, vi mi cuarto remodelado, vi a mis hermanas triunfar en lo suyo, vi nacer a Alexia, vi una carta de amor guardada en una biblioteca, vi la cara de mucha gente desconocida, vi un accidente de tránsito, vi al General Amr discutir con Rhazes, vi un narval junto al Nautilus, me vi casado y viviendo en Madrid, vi un Baileys on the rocks, vi a Depeche Mode en Tokio, vi a mis amigos juntos en un fogón, vi una araña en el techo del Congreso, vi a mis hijos jugar con Firuláis.
Te vi y me vi morir.