30 segundos

Eso fue lo que duró el robo. 30 segundos en los que 3 criaturas (dos nenes, una nena) de entre 6 y 15 años me robaron toda la plata que tenía encima, y el celular, que justo se dignó a sonar. 30 segundos en los que la pequeña trató de empujarme, mientras decía dame todo o el guacho te mata. “El guacho”, el más grande de los tres, mano adentro de la remera, apuntaba.

Dicen que en situaciones extremas la vida te pasa por los ojos. Juro que es así. No tuve miedo, pero en esos 30 segundos vi tantas cosas, y me acordé de tantas otras que no me alcanzaría el tiempo para ponerlo en palabras.

En fin, les di la billetera, les di el teléfono (comprado hace 6 meses, yay), y salieron corriendo. Afortunadamente se coparon y tiraron la billetera, dejando cédula, tarjeta de crédito, carnet de la obra social y registro. Lamento mucho que se hayan llevado la SUBE, con todo lo que implica sacarla de nuevo, y el carnet del Hospital Italiano, con mi historial clínico.

Saldo de la noche: 60 centavos y una vida por delante =)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: