Archivo para enero, 2012

Posted in Personal on 30/01/2012 by Emma //

Hace una semana me dijo (después de meses de no hablar) que había soñado conmigo, y que en tierras de Morfeo, entre nosotros estaba todo bien. Y que ella le hacía caso a sus sueños.

I could not care less…

Anuncios

Cumplemes

Posted in Emma vs Work on 22/01/2012 by Emma //

Ayer, 21. Un mes de trabajo. Cheers =D

Hace un mes

Posted in Personal on 16/01/2012 by Emma //

Estaba desempleado, y planeando seriamente un viaje a España (con intenciones de probar suerte) para abril de este año.

Ahora estoy laburando en un lugar muy pro, y esa idea del viaje no se desvanece, pero es posible que se retrase. Tal vez un año más…

Degu

Posted in Emma vs Work on 07/01/2012 by Emma //

Tenemos, según el tipo de plato, ciertos tiempos para sacarlos de la cocina. Entrada, 15 minutos; principal, 25; postre, 15.

Pero la degu, la degustación de entradas, te apabulla. Consiste en:

– Chipirones encebollados

– Empanadas fritas en grasa (+ sus dips)

– Revuelto gramajo

– Hongos rellenos y gratinados

– Camembert rebozado y frito

– Langostinos fritos (+ tartara)

Todo eso en 15 minutos. Te arruina. Me arruina.

Ya le voy a agarrar la mano…

 

Año nuevo, vida nueva

Posted in Love in itself on 05/01/2012 by Emma //

Se acordarán de esto, estimados lectores. Bueno, ya no corre más, desde que el lunes le dije Natalia, me aburrí de vos.

Igual, ya tengo en vista 3 posibles candidatas =D

Pirata Mode ON

Vuelta a los fuegos

Posted in Emma vs Work on 02/01/2012 by Emma //

Por medio de la genia de mi madrina, llevé un cv al CdP. Y me llamaron. Tuve tres días de prueba, entre el 21 y el 23 del último mes, y cuando terminó el servicio, allá por la madrugada del 24 me dijeron: venite el martes. Y fui, obvio. Y me comentaron que iba a abrir el 31 a la noche, y que tenía que trabajar. Y no me quedó otra que recibir el 2012 rodeado de gente desconocida*.

Está muy bueno, la carta se renueva en estos días, y por tres meses corre igual. Así que estoy aprendiendo cosas nuevas, y volviendo a la rutina de estar 8-9 horas parado, trabajando.

Feliz

* Encerrado en una despensa, con una copa de champagne y unas ganas de llorar inmensas. El gerente me vio y se limitó a decir que la primera vez es la más dura.