Favores

En su primer día de trabajo, N., que estaba pagando el derecho de piso tuvo que lavar, y mucho. Exhausto, me pidió si podía seguir yo, porque no daba más. Para no quedar en forro desde el principio, accedí, haciéndole saber que algún día me iba a cobrar el favor.

Hoy, a más de 4 meses de aquel incidente, me dice:

Emma, ¿podrías venir mañana, que yo salgo con una chica y es seguro que no llegue entero para las 10? Yo vengo el lunes y vos no, así te podés tomar el franco. ¿Sí?

Hijo de puta, el tiene novia, y sale con otra minita por ahí pero después no le da el culo para laburar al día siguiente… No me jode trabajar los domingos, de hecho lo hice 7 meses, pero sí me molesta tener que ir porque al señorito se le ocurre cagar a su pareja de hace 3 años…

Y encima ahora estoy sólo en casa y recibiendo mensajes de grueso calibre:

Emma yo no quiero lastimarte ni crearte falsas esperanzas. Vos me caés muy bien, pero como amigo. No puedo quererte como a vos te gustaría y no quiero que eso te haga mal.

Por que no se matan todos, ¿sí?

Update: N. me acaba de mandar un sms para ver si hoy lo podía cubrir también. Inventé un partido de fútbol con mis amigos que no veo nunca. Que se curta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: