Archivo para abril, 2011

Cheer up

Posted in Personal on 11/04/2011 by Emma //

Para compensar la semana de mierda, fui a lo de mi amiga R. a comer una picadita rápida, y a que, con ayuda de una grúa, me levante el ánimo.

Thx =)

Y hoy, cual minitah, me fui al Abasto y gasté mi aumento de sueldo en ropa y un cd.

Ya me siento mejor, mucho mejor.

Favores

Posted in Emma vs Work, Love in itself on 10/04/2011 by Emma //

En su primer día de trabajo, N., que estaba pagando el derecho de piso tuvo que lavar, y mucho. Exhausto, me pidió si podía seguir yo, porque no daba más. Para no quedar en forro desde el principio, accedí, haciéndole saber que algún día me iba a cobrar el favor.

Hoy, a más de 4 meses de aquel incidente, me dice:

Emma, ¿podrías venir mañana, que yo salgo con una chica y es seguro que no llegue entero para las 10? Yo vengo el lunes y vos no, así te podés tomar el franco. ¿Sí?

Hijo de puta, el tiene novia, y sale con otra minita por ahí pero después no le da el culo para laburar al día siguiente… No me jode trabajar los domingos, de hecho lo hice 7 meses, pero sí me molesta tener que ir porque al señorito se le ocurre cagar a su pareja de hace 3 años…

Y encima ahora estoy sólo en casa y recibiendo mensajes de grueso calibre:

Emma yo no quiero lastimarte ni crearte falsas esperanzas. Vos me caés muy bien, pero como amigo. No puedo quererte como a vos te gustaría y no quiero que eso te haga mal.

Por que no se matan todos, ¿sí?

Update: N. me acaba de mandar un sms para ver si hoy lo podía cubrir también. Inventé un partido de fútbol con mis amigos que no veo nunca. Que se curta.

A shield to hide behind

Posted in Love in itself on 05/04/2011 by Emma //

Luego de 5 horas de trabajo juntos, me fui a casa. A dormir. A mandarle un sms. Después de un par que van y vienen, ésto:

Ay yo no quiero lastimarte corazón. No pensé que te podía llegar a pasar algo conmigo.

Seguido de ésto:

Yo no quiero olvidar esta noche, solo no quiero que sufras por mi culpa. Te quiero mucho corazón.

¿Quién fue? Ella.

Hace 4 años me pasó lo mismo, pero con ella. Ella, la que el sábado me alentó a volver a este blog, a no dejarlo caer.

Lo que más me llama la atención es el uso de la palabra sufrir, en ambos casos. Que se yo, coincidencias de la vida.

Ains.

Update: Vos sos una persona increíble, y yo te conté lo que soy. No soy la mujer que te merecés.

Buenoestábien. Mierda.