Archivo para octubre, 2010

Sinner vs Love

Posted in Love in itself on 28/10/2010 by Emma //

Yo se que nunca va a pasar nada con la chica del picnic fallido, y a pesar de eso, le he jurado amor eterno (yuk, me puse cursi). No, posta, es LA chica, pero no me corresponde. Esto lo sabe mi amiga M., que tiene una historia similar con un muchacho, y tampoco lo puede dejar ir.

A ella le parece re-tierna esa capacidad que tengo para decir: me voy a casar, tener hijos y seguir pensando que R. es la mujer de mi vida. A mi me parecen más que interesantes los gustos y pensamientos en los que coincidimos.

Pero hay un problema. Somos amigos, de años. Y no se hasta que punto esa amistad puede pender de un hilo sin quebrarse, ¿me entienden? Exacto.

De proponerle algo, tenemos 2 opciones:

El SÍ, con un 6% de probabilidades;

El NO, con el porcentaje restante y muchas chances de ser tomado mal.

Entonces, ¿qué harían ustedes, pecadores?

Kitchen Nightmares

Posted in Personal on 25/10/2010 by Emma //

La semana pasada me sorprendió ver un par de dedos de la mano derecha con la piel levantada. Estaba seguro de no haberme quemado con nada, así que lo dejé pasar. El viernes amanecí con ambas manos en la boca, mordiéndome para calmar la picazón. En el trabajo descubrí que el agua caliente hace que me pique más la zona afectada, por más que use guantes para lavar.

El sábado bien temprano fui al Italiano para que me viera un dermatólogo, pero terminé con un clínico revisándome. Diagnostico: eccema. Tratamiento: hidrocortisona en los lugares afectados, no lavar, ni siquiera con guantes, porque es una reacción a algún químico (léase lavandina, detergente o desengrasante). En fin, me dio un turno para que hoy lunes viera a una dermatóloga, así que después de renovar el registro, volví al hospital para ser atendido.

Apenas vio las manos, revolvió en una carpeta y se fue a sacar fotocopias de unos tips a respetar si quiero curarme pronto (6-12 meses). Me recetó Betnovate, Silicol (ambas cremas) y Aderogyl, que son vitaminas del grupo A.

Además, recomendó usar guantes de vinilo, de algodón y de látex forrados en algodón para las distintas tareas a realizar. Los primeros son para tratar alimentos y los segundos, combinados, para lavar. No puedo usar shampoo de ningún tipo, reemplazando todo por jabón neutro y sin fragancias.

Llegué al auto con una depresión importante y casi que me largo a llorar :(

El picnic que no fue

Posted in Behind the wheel, Love in itself, Personal on 21/10/2010 by Emma //

Aprovechando mi día libre, la iba a ir a buscar a Ciudad, para luego hacer picnic por ahi. Tenía pensadísimo un menú re gourmet, producto del brainstorming con mi amiga Sole.

Pero como siempre le pasa a este pecador, algo tenía que salir mal. Ella no tuvo la cátedra completa de una materia, por ende, salió mucho antes de la 1pm. Yo tenía que buscar al abu en el super (y ni siquiera estaba bañado). Quedamos en encontrarnos a las 11 en la parada del 34, y más que picnic, comíamos en casa.

Circulaba tranquilo por Trelles, y antes de llegar a JB Justo no tuve mejor idea que doblar en la anterior, para llegarme hasta la avenida caminando. Estacionando me comí el cordón, haciendo mierda la cubierta delantera derecha. Pero mierda mal, porque en 10 segundos (y no exagero) ya estaba desinflada, y el auto caído hacia ese lado.

Bleh, insalvable situación, fuimos al Mc de nuestro antiguo colegio, desayunamos algo tranqui, charlamos, y luego,  a la parada del colectivo.

Volví al auto y siguiendo las instrucciones del manual, solté la rueda de auxilio, que está abajo del tanque de gasoil. ¿Y ahora? Estudié la situación mil veces, y no encontré la forma correcta de meter el crique abajo del chasis. Al borde de volver a casa caminando (pues mis monedas se las había llevado la chica en cuestión), levanté la cabeza y vi un mecánico. Me acerqué, le pedí ayuda y muy gustoso me la dio. En 10 minutos tenía la rueda puesta. El señor dijo que fuera a una gomería urgente, para ver si la cubierta puede arreglarse, pero los del lugar al que me llegué diagnosticaron que no sirve más. Emparchar sería inútil, ya que el tajo está en el talón, y no dónde el caucho apoya en el piso.

Además, según el amigo Alan, es preferible que las ruedas motrices de un auto tengan el mismo desgaste, con lo cual tendría que cambiar 2, y no sólo la dañada.

En fin, el picnic (que no fue) más caro de mi vida.

Spring

Posted in Love in itself on 15/10/2010 by Emma //

No se si soy yo o qué, pero de un tiempo a esta parte, lo único que veo por la calle son parejitas de tórtolos tomados de las manos, a los besos.

Debe ser la primavera, ¿no?

Los envidio de corazón.

Cena para 2 (o tres, o cuatro)

Posted in Love in itself, Personal on 09/10/2010 by Emma //

La semana pasada quedamos con una amiga en que iba a venir a casa (aprovechando que está vacía) a cenar. Como todo buen estratega, planeé mil veces qué hacer y qué no. Miré recetas, para que el dinner service consistiera en entrada, plato principal y postre, y aconsejado por mis compas, sentenciamos: brusquetas varias, risotto (en este caso, de tomates secos, porque la agasajada los ama) y tarteletas de frutillas.

El domingo por la noche, T. autoinvitó a A. Uff, ya tres, la cosa se complica. En fin…

Llegó el jueves, y aprovechando mi día libre, hice compras y preparé la masa para el postre. A la tarde supe que la copada-de-mi-hermana se quedaba a comer con nosotros.

Las chicas llegaron tipo 9.15, y en diez minutos ya estábamos a pleno con las brusquetas. El topping consistía en jamón crudo, queso sardo, palta y tomate, para que cada uno se las haga a su gusto. Dejamos pasar un ratito y me puse de lleno con el risotto. Tenía un poco de mise en place hecha, pero lo restante estaba incompleto para favorecer la posible clase personalizada de cocina. Así que me ayudaron, más T. que A.

A la media hora cenábamos, face to face, los cuatro. Estába increíble, y no por haberlo hecho yo (en la clase de arroces me había quedado como sopa). Bien cremoso, con el grano durito bien en el medio, divino.

Luego de una positiva devolución, levantamos y lavé, para que en el proceso, bajara un poco todo lo ingerido. Ya con todo limpito le pedí a T. que me ayudara con el batido de la crema, para rellenar las tarteletas. Y ahí vino el error. Compre crema doble, que ya viene semi batida. Apenas la puse en el bowl y prendí la batidora, se cortó. Sí, se cortó (y eran las 12.15, como para poder arreglarla). En fin, nosotros tres rellenamos las tartas con dulce de leche y frutillas, y A. las comió con azúcar.

Dejamos pasar un ratín más y las llevé a sus casas, todavía con algún ápice de esperanza. Bajó A. y T. se pasó adelante. Charlando seguimos hasta destino. Nos saludamos, entró y me fui. En el primer semáforo rojo cabeceé el volante, puteando por mi lentitud.

Dicen que si el hombre cocina, aumentan las probabilidades de tener éxito. Con este pecador no pasan esas cosas. Igual, a T. le cocinaría toda la vida.

Ultimátum

Posted in Emma vs Work on 01/10/2010 by Emma //

En mi primer entrevista laboral quedaron expuestos cuáles iba a ser mis horarios de trabajo. Me tocaba sólo a la mañana, de 10.30 a 15, mientras el cocinero de la noche mantuviera su puesto. En cuanto se fuera, un servidor pasaría a trabajar de noche también, entre las 18 y las 23.

El señor que se va está a un pasito de entrar en la fábrica de neumáticos Fate, y por eso, esta semana, trabajé de noche el lunes y ayer. Y ahí llegó el ultimátum:

Hay muchísimas posibilidades de que a partir del lunes trabajes todos los días a la noche.

Ellos (mis jefes), viven en la rotisería. Matías tiene franco los lunes; Marcelo los domingos. Llegan a las 10 y se van a las 23.30, todos los santos días. Están acostumbrados, claro. Toda una vida laburando en Coto, internándose semanas (sí, sí, semanas), llevándose ropa, máquinas de afeitar y alguna frazada para taparse cuando dormían. Eso o guardias en un hospital me parecen lo mismo ya.

Me encanta lo que hago. No tengo nada de lo que me pueda quejar, pero NO quiero vivir ahí adentro. Hoy fui a jugar al fútbol con mis amigos, y desconozco cuando va a ser la próxima vez.

Quiero y no quiero.

No quiero…

Update: el lunes se adelantó, volviéndose sábado. El tipo se fue, anoche trabajó por última vez en la rotisería. Hoy empieza un servidor a ocupar su lugar en el horario nocturno.

Volví manejando con unas ganas de llorar inmensas :(